Feng Shui

El feng shui en el dormitorio

De acuerdo al Feng Shui el dormitorio es un lugar de la intimidad personal, un santuario donde retirarse para descansar a través del sueño, pero también el espacio para conseguir la desconexión más profunda que solamente proporcionan la meditación y la práctica espiritual.

Por ello, hay que poner en marcha estos consejos en el dormitorio:

1º. La orientación de la cama:

La cama tiene que estar colocada de tal manera que la cabeza o los pies de la  persona dentro nunca estén mirando la puerta de la habitación. Es clave poder ver la puerta y orientar la cama para que la cabeza esté apuntando hacia el norte o hacia el este. Además, nada tiene que colgar encima de la cama y no deben haber objetos  debajo de la cama. Asimismo, no se recomienda  dormir por debajo de la ventana, pero si queda otro remedio hay que tapar la ventana con una cortina opaca.

2º. Cómo es la cama:

La cama debe  ser no de tamaño medio. Además, debe estar centrada en la habitación con elementos de apoyo a cada lado. Encima, las  luces tienen que ser cálidas y tenues,  y los colores deben ser suaves.

Decorar el dormitorio infantil según el feng shui

También en la habitación infantil se puede decorar siguiendo los principios del Feng shui, y es que hay que cuidar todos los detalles de la casa. Esto se puede hacer desde el cuarto o quinto mes del embarazo, preparando todo para la llegada del nuevo componente de la familia.

El cuarto del bebé no debe estar sobre un garaje o espacio vacío de la casa. Si es bebé, se recomienda entre el norte y este de la casa, una niña podría estar en la zona sur, sudeste u oeste.

La cuna no se debe poner contra la pared al lado de un baño sino que debe estar preparada para ver a las personas que van a ver al bebé, por lo que es bueno colocarla sobre una pared que se encuentre en frente de la puerta de entrada.

Decoración de dormitorios según el Feng Shui

La cama debe ser una parte del dormitorio muy cuidada, sobre todo en ubicación. La cabecera de la cama, cama que debe tener respaldo simbolizando el respaldo de la seguridad en la vida, tiene que apoyarse sobre la pared más alejada de la puerta, no estando la cama en línea recta con la puerta. Detrás de la cama no debe haber ni una ventaja ni espejos. A la hora de la decoración, hay que pensar en los colores, que no deben ser ni muy fuertes ni muy fríos, sino elegir unos colores que lleven a la tranquilidad, al relax, sobre todo porque esta es una parte de la casa donde se va a descansar, donde se va a pasar varias horas. Pueden ser color pastel o colores que inciten al descanso.